16 nov. 2017

Corazonadas - Benito Taibo


Serie: Persona normal #2
 Editorial Planeta 
160 páginas

GOODREADS
★★ 1/2

Persona normal es uno de mis libros favoritos de todos los tiempos, desde que lo terminé supe enseguida que ninguna novela le iba hacer justicia y es lo que pienso de esta segunda parte, no le hizo justicia, no sentí que realmente aportara nada nuevo a la primera parte, aunque no estoy segura que sea una segunda parte pero intento deducirlo.

En cierta forma, saber sobre la vida del tío Paco antes de criar a Sebastián era uno de los temas que más me llamaba la atención y que es lo que supuse al saber de este libro, pero que claramente no fue así, está claro que encontramos algunas escenas que no sabíamos de él sin embargo, pasaron casi desapercibidos, sin mucha profundidad y que solamente seguía leyendo lo mismo en otra perspectiva, sin más, sin el gran peso que encontré en Persona Normal.

No quiero desmerecer la escritura de Benito, es coloquial y ya estaría demás, pero lo escribiré, que en este libro también vemos el amor que refleja hacia la literatura y los libros, algunas anécdotas que no encontramos en la primera parte, escenas que me hubiera gustado que se desarrollara más.

Que quede claro una cosa, que no me haya gustado del todo esta novela no quiere decir que mi forma de pensar sobre los libros de Benito han cambiado, es verdad que me esperaba más de Corazonadas pero que de alguna forma hizo que desconectara un poco de otras temáticas que últimamente me había enfrascado. Como bien escribí, el amor y el deseo de mostrar que los libros son un mundo maravilloso colma estas páginas, como es que el tío Paco quiere enseñarle la otra cara de la vida a su sobrino, como lo intenta y como lo lleva a cabo es para levantarse y dar aplausos.

Hacerle entender a un niño que lo ha perdido todo debe ser sumamente difícil pero Paco ha sabido llevar sus estrategias a buen camino y hacer a Sebastián una mejor persona y ayudarlo por este camino difícil de la vida.

Debo concluir diciendo que Corazonadas se queda en un libro que pudo ahondar más por su antecesor pero que solo fue un complemento innecesario y que no habrá una continuación que le haga justicia al primer libro, Persona Normal.