28 dic. 2017

¡Mi 2017 en libros!


¡Hola lectores! Este 2017 me ha traído grandiosas historias y otras nos tanto empezando porque este ha sido el año que menos libros he leído por diferentes circunstancias que espero cambiar este 2018. Así que empecemos...


Aunque ni yo misma lo creo, este 2017 solamente he leído 17 libros... es cierto que no ha sido mi mejor año leyendo pero los pocos libros que escogí me gustaron más que en otros años. El libro más corto que he leído es un poemario de Elvira Sastre, justamente su última novedad "La soledad de un cuerpo acostumbrado a la herida" y el libro más gordo ha sido "Cress" que estoy dispuesta en hacer una entrada especial ya que el libro no terminó de engancharme.

El libro más popular y bastante diferente a lo que pensé fue "El guardián entre el centeno"  y el libro menos popular "Con L de leucemia" novedad nacional de editorial Planeta. Mi rating general es de 3.2, creo que un poco menticulosa con las puntuaciones este año. El libro más reconocido en Goodreads y que me sorprendió bastante poco fue "Corazonadas".

 
Mi primera como mi última reseña han sido libros que prácticamente están en mi lista de los mejores que he leído este año ¿Deja vú?

Lo que sí puedo recabar es que este 2017 mis lecturas han cambiado completamente de leer full juvenil ahora estoy enganchada con la literatura contemporánea y más que todo feminista, les debo reseñas de varios libros así que ya les iré comentando y... ¿Cómo ha sido tu 2017 en libros? 

13 dic. 2017

Con L de leucemia - Indyra Oropeza


Serie: Único
 Editorial Planeta  
120 páginas

GOODREADS
★★


Quien tiene un porqué para vivir, 
 se puede enfrentar a todos los cómo 
Nietzsche

Si hay una cosa de la que podemos aprender de las novelas que cuentan experiencias realistas, muchas veces del mismo autor, es que para sobrevivir a los trechos de la vida siempre hay un alguien o algo que nos motiva a seguir adelante, y eso nos cuenta Indyra en su narrativa, joven, con un futuro prometedor que le tocó vivir una de las enfermedades más trágicas, el cáncer y su motivo diario su hija que sin lugar a dudas es su esperanza para continuar esta lucha recalcando que sin ella no se hubiera podido convertir en la mujer que es hoy.

Esta corta novela cuenta con bonitas frases motivadoras y con ilustraciones de los procesos de la vida de la autora, un complemento para poder explicar a grandes y a chicos lo que es tener cáncer sin embargo, como Indyra misma lo escribe, las personas que no la padecemos relacionamos esta enfermedad con muerte y depresión, aunque en medio la vida tiene que seguir adelante y sentirse fuerte para afrontar lo que venga, tener emociones estables pero es cierto que también se deben contar los altibajos, ese momento en que quieres tirar todo por la borda, lo ha sentido la autora y lo cuenta sin pelos en la lengua.

Si bien Indyra fue madre a corta edad, esto ayudó a que se viera tal cual y amara su cuerpo, sin buscar las perfecciones de las que muchos están acostumbrados y sobre todo el cáncer hizo que empezara a respetarlo, aliviándolo y comprendiéndolo. Es cierto que no podemos tapar el sol con un dedo, ser madre a temprana edad hace que tomes prioridad por ese ser que ha llegado a tu vida y por cosas del destino, sumarle a esa enfermedad que toca tu puerta sin avisar, un día haces tu vida normal y en la otra cambia completamente.

Lo que me ha sorprendido de este corto relato es que Indyra nunca se ha quejado de lo que le ha tocado vivir, que ha formulado su vida para poder ganarle al cáncer por su pequeña y que la lucha le ha costado pero a podido vencer, toda una guerrera.

Solo puedo terminar comentándoles que en medio de estas hojas no vas a encontrar la pena y los detalles negativos de tener cáncer, todo lo contrario, la misma experiencia y el saber sobrellevar la situación con madurez y eso agradece la autora, que ha sentido que una nueva Indyra a nacido para bien.

9 dic. 2017

La soledad de un cuerpo acostumbrado a la herida - Elvira Sastre


Serie: Único
 Editorial Visor poesía  
70 páginas

GOODREADS
★★★★ 1/2

La poesía es un género que últimamente está llamando mi atención gracias a los versos de esta autora, que siendo tan joven, nos plasma con el punto sensible sobre lo que es el amor, el desamor, la angustia y la pérdida de la persona que amamos. Su jovialidad ha ahincado en mi corazón, es difícil no poder identificarte que sus escritos y muchas veces, cómo seguramente piensan los que la han leído, me preguntaba cómo una chica tan joven puede transmitir en versos esos sentimientos recónditos que como su mayor logras identificarte.

Sus poemas abrazan la soledad y el desamor y los transforma que algo propio, es que Elvira se caracteriza por mostrarnos lo que ella siente, es lo que siempre me deja en claro cada vez que leo sus escritos y creo yo, que es lo más importante para escribir un género romántico, dejar un poco de sí entre sus líneas, así llegas a los corazones tan recónditos haciéndolos tuyo y a la vez dándote a entender que es lo que sientes o has sentido.

El amor necesita al dolor, sin dolor cómo sabemos cuánto amamos, desilusión, desasosiego, madurez y la larga marcha de salir adelante, con profunda calidez, identificándote con sus palabras, con sus sentimientos, con su fuerza, con ser puntual en lo que desea transmitir y sobre todo mezclar lo clásico con las metáforas actuales que llevan a la desnudez del corazón.

Si de algo es seguro es que de lo triste se puede sacar algo bello, el aprendizaje de la vida y que la tristeza se puede convertir en esperanza, esperanza que afirma que si las cosas cambian es para mejor, nada en esta vida sucede sin un propósito, que si no fue no es y que algún momento todo ese sufrimiento para a ser un simple recuerdo de la persona que eres ahora, la vida está llena de momentos hermosos que siempre se lleva a cuestas, aunque tal vez la desilusión este a la vuelta de la esquina pero es algo que todos debemos pasar, si todo esto me ha emitido este poemario, pues es seguro que es un libro que debes leer, Elvira es apuesta segura en la poesía actual, toda temas con naturalidad como deben ser sin dejar de lado tanto en la novela como en la poesía.

Elvira Sastre es de lejos la promesa de la poesía actual, una joven vivaz y jovial que deja tras de sí, en cada verso palabras que seguramente has sentido o estás sintiendo, eso es lo que siempre he pensado que debe transmitir la poesía.