Mujeres y poder - Mary Beard


Serie: Único
    Editorial: Planeta   
114 páginas

GOODREADS
★★

"No es fácil hacer encajar a las mujeres en una estructura que, de entrada, está codificada como masculina: lo que hay quehacer es cambiar la estructura"

Mujeres y Poder hace referencia puntualmente a que la estructura social está dirigida exclusivamente para los hombres, el machismo apela en cada rincón y es cuando Beard ahínca sobre nuestra voz que no es escuchada, ni tomada enserio, es triste saber que muchos piensan que solamente servimos para procrear y cuidar de los hijos pero desde que se nos dio el derecho a voto hemos luchado para conseguir un puesto donde menos nos imaginan que vamos a participar, como es el caso de la política, y no solo en integrarnos sino en que realmente nuestra opinión tenga el peso que anhelamos como ciudadanas.

Este manifiesto plasma adoptar la relación entre la voz de la mujer en el mundo público, tanto en debates, discursos, etc. con imágenes que nos ayuda a enfocarnos concretamente en la idea de Beard para reflejar el contexto de quien merece ser escuchado. Desde el inicio de la historia hasta nuestros días, la participación de las mujeres en el ámbito público se ha visto empañado por inventadas historias como es la historia de Medusa, viéndola como un personaje malévolo que debe ser destruido, la autora hace un análisis de este caso y muchos otros que hasta ahora no me había percatado, me sorprendió y me incentivo a tomar en cuenta todos sus consejos, que son muy necesarios hasta en estos días.

Es cierto que si una mujer defiende su cuestión se le toma como un lloriqueo estridente y no como debería ser tomado, porque tengo el derecho de quejarme si algo no me parece bien para eso hay libertad de expresión. La voz grave es la que es escuchada, no la voz dulce y poco sonante de las mujeres y es ahí donde nos damos cuenta que ser políticamente activa equivale a que debamos dejar de lado esta parte nuestra como mujer para convertirnos en un ser androgenico para, si tenenmos suerte, ser realmente tomadas en cuenta, imaginarse que hasta ese punto tenemos que llegar para no vernos ridículamente como una mujer que solo quiere quejarse y nada más.

Hemos de reflexionar acerca de lo que es el poder, para qué sirve y cómo se calibra, o dicho de otro modo, si no percibimos que las mujeres están totalmente dentro de la estructura de poder, entonces lo que tenemos que redefinir es el poder, no a las mujeres.

Debo concluir diciendo que este manifiesto ha hecho que abra bien los ojos, cómo pensé que no lo haría nada más en cuestión al tema de las mujeres, y eso me hace pensar que hay que trabajar más en este tema puntual, todavía el camino es largo y duro pero ahí estaremos nosotras para seguir luchando por nuestros derechos.

Comentarios

Entradas populares