2.01.2019

¿Y si fuéramos nosotros? - Becky Albertalli y Adam Silvera


Serie: Único
Editorial: Puck
380 páginas 

GOODREADS

¿DE QUÉ TRATA?

Arthur está en Nueva York solo por el verano, pero si Broadway le ha enseñado algo es que el universo te puede enviar un impresionante romance cuando menos te lo esperas. Ben piensa que el universo debe ocuparse de sus propios asuntos. Si el universo lo apoyara, no estaría en camino a la oficina del correo llevando una caja con las pertenencias de su exnovio. Pero cuando Ben y Arthur se encuentran en el correo, ¿qué es exactamente lo que el universo les tiene reservado?

MI OPINIÓN:

Conocer a alguien y quedarse impresionado por esa persona es el primer vistazo para empezar un romance o una historia de amor. En ¿Y si fuéramos nosotros? los personajes Ben y Arthur llevan una vida diferente, Arthur está en NY por vacaciones y Ben acaba de romper con su novio y es entonces que por las circunstancias de la vida o el destino estos dos chicos se conocen. El destino es el punto de partida para saber qué les depara a los protagonistas, uno cree y el otro no tanto pero en cierta forma el destino a querido que se conozcan y digamos que en parte puedo creer en eso.

Creo en el amor a primera vista. En el destino, el universo, todo. Pero no como ustedes lo están pensando... Solo creo que uno está destinado a conocer a algunas personas. Creo que el universo les da un empujoncito para que se crucen en tu camino. 

La pega sobre el destino, no fue exactamente que creyeran en el destino o no, sino que creyeran en el amor a primera vista, o sea, ves a alguien y te puede interesar pero que pase a ser alguien con quien quisieras estar ya pero ya, que te descosas buscándolo por todas partes, ya se vuelve un poco obsesivo y para nada romántico, no sé ustedes pero para mí eso no vale ni como amor a primera vista, a parte que no creo en él, ni como un amor que durará tiempo.

Pasando al siguiente punto, hablaremos sobre "la amistad" y lo pongo entre comillas porque no creo que Ben sepa que significa exactamente esta palabra, me explico, los amigos que rodean a Arthur y a Ben, son fantásticos y eso es lo que me gustó porque los apoyan, los quieren y los respetan tal como son, aunque en ocasiones las situaciones han hecho que surgan momentos incómodos pero que justamente por la amistad son capaces de resolverlo de la mejor manera.

No quiero ser esa persona, pero mentiría si dijera que no me sentí un poco aliviado de que las cosas no estuvieran funcionando con Samantha... Pero lo siento,no es bueno como mejor amigo cuando es el novio de alguien... Pero simplemente me siento... no lo sé, amenazado y bastante inútil cada vez que comienza a gustarle una chica.

A esto es lo que me refería, se habla de "amistad" y los comentarios de Ben hacia su mejor amigo son sumamente egoístas, nada comprensibles, en vez de buscar una solución y mantener la amistad comenta de esta manera y no solo eso sino que más adelante, cuando ya entabla una relación con Arthur es quién increpa a esta personas diciendo que su tiempo lo va a dedicar más a su novio, O SEA, qué lógica puede tener esto, solo que es egoísta y para nada maduro, que solo piensa en él y que todo esto no lo lleva a nada bueno.

Otro momento que me desconcertó, ahora en relación de los protagonistas principales fue sobre el comentario que le hace Ben a Arthur de su apellido puertorriqueño. En serio, es necesario dar a entender que ser de otro país y tener otro color de piel es ser diferente, o sea, el comentario sale de un pispazo, como que a Arthur no piensa antes de hablar, me desconcertó, y lo peor de todo es que Ben comenta sobre esto, que es una mierda pero como es Arthur y es una buena persona y lo quiere es solo cuestión de perdonarlo. 

Ya hablando sobre la relación de Arthur y Ben pues es la típica relación de amor a primera vista, aunque luchan por todos los medios no terminan conectando, uno es más egoísta que el otro, el otro hace comentarios tontos, uno no puede dejar de comparar a su ex con su novio, en serio, eso me descolocó, si no puedes olvidar a alguien, eso lo puedo entender, pero leer en cada momento las comparaciones que le hace Ben sobre su ex novio con Arthur es sumamente cansino. O estas con esa persona o no lo estas. Lo único bueno de todo esto es que el tema LGTB está subiendo como espuma y me encanta saber que se desarrolla aún más en las novelas juveniles, son necesarios la verdad pero lo que no puedo entender es que hasta ahora se cuenten relaciones tóxicas, sin importar la orientación sexual.

Para finalizar, esta novela me ha dejado pensando en como se desarrolla el tema de las relaciones, no me ha gustado para nada encontrar todo esto, aunque es cierto que la historia es sencilla y se lee rápido pero las pegas fueron más conmigo, la obsesión de encontrar al otro, las desventuras y las quejas que se dan el otro al otro son tan inmaduras que no entiendo ni como han podido tener una relación, en fin, la historia se desarrolló así, solo puedo terminar diciendo que no sentí que la combinación de estos autores fuera buena y eso que hace poco solamente leí a Becky en Yo soy Simón y es una novela que me encantó, mucha decepción y poco desarrollo interesante, lamento decir que no me gustó del todo.

2 comentarios:

  1. Hola Brenda,

    Hacía mucho tiempo que no podia pasar por los blogs, y estoy retomando el contacto. =)

    Pues la verdad que no conocía este libro, y por lo que veo es bastante sencilla la historia no me acaba de llamar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patry, que gusto saber de ti después de tanto tiempo y que bueno que te animaras en retomar el mundo blogger que ahora es más booktuber o bookstagrammer. Sobre el libro me llamó la atención porque por las redes lo recomendaban pero la verdad a mi me decepcionó, besos.

      Eliminar